Food & Design

La comida ha dejado de ser una mera necesidad para convertirse en toda una experiencia que pasa por los ingredientes, la preparación, la presentación y los lugares y las formas en las que la degustamos. Hoy la comida supone también diseño, involucra toda una serie de elementos enfocados a innovar, a dotar los alimentos de nuevos significados emocionales y sensoriales que desafían las costumbres.

Decía Guy de Maupassant que la cocina es alquimia del amor: es ésa una buena referencia a la hora de pensar la relación entre comida y diseño.

PASIÓN Y CREATIVIDAD 

Design Milk

Los espacios alimentarios tienen en mente el paladar pero también el momento y la atmósfera deseados. Muestra de ello son diseños de restaurantes y bares como el H.R. Giger Museum Bar en Gruyères, Suiza; el Truth Café en Ciudad del Cabo, Sudáfrica; The Jane Restaurant en una iglesia renovada en Amberes, Bélgica; el Bicycle Bar en Bucarest, Rumania; Logomo Café en Turku, Finlandia; What Happens When Restaurant en Nueva York y The Design Bar en Estocolmo, Suecia. Esto por mencionar sólo algunos de los que nos han inspirado más.

MONTAJE CULINARIO

Great British Chefs

El diseño ha alcanzado todos los aspectos de nuestra vida, y la comida no ha sido la excepción: se ha colado a los platos, poniendo en valor no solo su sabor sino su presentación; la dedicación que deducimos al admirar un montaje culinario nos hace sentir afortunados de poder degustar el plato que se nos ofrece.

La industria alimentaria ha caído en las redes del diseño, y ahora usa la figura del “diseñador de alimentos”, verdadero artista que, a través de la alineación de colores, formas y figuras, nos permite saborear no sólo con el gusto, sino también con la vista y el olfato.

Dice Martí Guixé, diseñador industrial de comida: “El food design hace posible pensar en los alimentos como un producto de diseño comestible”, por lo que podemos hablar de modificaciones incluso moleculares, o del diseño de platillos, que los trabaja como lienzos de pintura, dándoles estructura y belleza.”

FOOD & DESIGN

Design Milk

Ésta es la parte de la creación de objetos cuya naturaleza posibilita una preparación meticulosa, una presentación que sensibiliza e incluso un almacenamiento cuidadoso; este tipo de diseño es el que nos lleva a quedarnos contemplando hermosas vasijas, creativos complementos, maravillosas vajillas o el comedor de nuestros sueños.

En CORE, admiramos firmas como Tom Dixon, con su colección Tableware Plum, hecha de cobre, o la sofisticada cafetera Pulcina de Michele de Lucchi para Alessi: piezas que se presentan como arte objeto, que son objetos de placer en sí.

También existen alimentos para el diseño, fuente de inspiración de sus formas. En un objeto o mueble que acusa una fuente natural es posible detectar la inspiración recíproca entre la comida y el diseño.

La tendencia del food design aporta un elemento de convivencia cotidiana que puede hacer de la comida una experiencia de belleza y dedicación.

Que la comida sea tu alimento,
y el alimento tu medicina.

Hipócrates