El muralismo mexicano

El muralismo es uno de los movimientos artísticos más importantes en el mundo y México cuenta con grandes exponentes; debido al mes de Septiembre, en Colección Interiorismo te hablamos de esta corriente artística en donde los mexicanos hemos resaltado a nivel mundial.

El muralismo tiene su origen en la Revolución Mexicana de 1910, paralelo al movimiento de transformación en México.

Es así que con José Vasconcelos, el muralismo mexicano adquiere importancia a nivel mundial, y obtiene la fuerza para convertirse en un movimiento sociopolítico de resistencia e identidad.

El muralismo mexicano nos muestra una gran diversidad de componentes estilísticos que retratan a su vez, temas como la revolución, la lucha de las clases y al hombre indígena.

Destacan artistas como David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera, quienes son los tres grandes representantes del muralismo mexicano.

Todos ellos formaron parte de la generación postrevolucionaria, y con su arte influyeron en la cultura y reivindicaron principios tan importantes como la igualdad entre las clases sociales.

Clemente Orozco

En la obra de Orozco se puede apreciar la influencia del expresionismo europeo, manejando con cierta dirección las pinceladas para representar en sus murales el movimiento y las sensaciones directas del alma revolucionaria.

La mirada de Orozco se dirigía a temas de dolor, sufrimiento, y lucha de clases sociales, además de la amargura causada por la indiferencia de los poderosos hacia un pueblo carente hasta de lo más básico, todo ello plasmado en sus obras de forma inigualable.

Finalmente, otro elemento recurrente en los murales de Orozco es la aparición de personajes centrales, de grandes proporciones, quienes narran la historia a través del mural.

Alfaro Siqueiros

La obra del muralista mexicano Siqueiros, aborda principalmente la revolución mexicana de 1910, así como la lucha de los campesinos y obreros.

En los murales de Siqueiros se distingue su carácter combativo y violento, sus figuras son curvilíneas y el uso de la perspectiva dentro de su obra es un elemento recurrente; el espectador puede sentir que el personaje sale del mural y extiende sus manos para alcanzarlo.

Por último, el uso de materiales plásticos es un rasgo que caracteriza a Siqueiros en todos sus murales.

Diego Rivera

El muralista mexicano Diego Rivera, fue también conocido como “el monstruo de la naturaleza”, su obra se caracterizaba por ser realista y resaltar temas de conflicto social.

La visión de Rivera es, a diferencia de otros exponentes del muralismo mexicano, mucho más reconciliadora entre nuestro pasado indígena, el vínculo con la naturaleza y el gran potencial que México encuentra en la ciencia y la industria emergente.

Rivera uno de los artistas más reconocidos a nivel mundial, nos dejó un legado incalculable de arte y una historia de amor por México junto a Frida Kahlo.

El muralismo mexicano influyó profundamente al país, dándole voz a quienes carecían de ella, apoyando la igualdad, y separándonos de la ignorancia.

El arte además de ser una expresión del alma, puede ser usada para transformar la visión global de un país, y convertirlo en una nación que enorgullezca a todos.

Colección Interiorismo te invita a visitar este mes de Septiembre el Museo San Ildefonso de la CDMX, que tiene preparada una exposición sobre este tema: “El nacimiento del Muralismo Mexicano”, no te la pierdas y cuéntanos en nuestras redes sociales que te pareció.

¡Felices fiestas patrias!