Olga Copado y la disciplina escultural

Piezas tridimensionales que hablan directamente de la vida a través de formas orgánicas que nos remiten a la naturaleza y sus movimientos, y no sólo de nuestro entorno, sino también de ese mundo interno de pensamientos, sensaciones, y sentimientos: amor, odio, miedo, tristeza, unión… cada paso y altibajo del andar humano toma forma a través del arte de una increíble artista española, admirada por Colección Interiorismo: Olga Copado y su disciplina escultural.

La disciplina escultural

Olga Copado

Para comprender el arte de Olga Copado, debemos abordar su historia desde las raíces, pues el manejo del acero y la madera parecen haberla rodeado desde su nacimiento al ser parte de una familia dedicada a la industria del acero, aprendiendo a amar el material, y no solamente como un elemento más, sino como una sustancia creadora y transformadora.

Y es que precisamente esta pasión, es la que tal vez explique por qué sus obras se encuentran en algunos de los edificios y hogares con los interiorismos más admirados, pues a pesar de jugar con la abstracción, ellas logran transmitir ideas concretas e impecables a través de curvas, pliegues, y líneas que se antoja tocar, describiéndolas ella misma como “los ángulos cautivadores que consiguen sintonizar con el espectador”.

Olga y Raquel Copado

Y ese afán de transmitir y unir con los deseos de quien las mira, se nota incluso, en su proceso creativo, al describir el inicio de la fundición como el comienzo mismo de la vida donde todo era líquido, dando forma a un metal que se transforma en sustancia maleable para permitir su formación a través de la forja, e incorporando después elementos de madera que brindan el contraste de la naturaleza con lo humano del acero; en sus propias palabras “el acero tiene potencial y emana grandiosidad, la madera está unida a la naturaleza”.

Más de la obra de Olga Copado

Para Colección Interiorismo, una de las cosas que más asombran de la obra de Olga, es el efecto de ligereza que la combinación de acero, madera, y volúmenes vacíos logran, pues inicialmente al escuchar sobre su materia creadora, instintivamente se nos viene a la cabeza un pensamiento de solidez y firmeza; por lo que al descubrir piezas con caminos sinuosos llenos de armonía, quietud, y equilibrio, nos llenamos de un sentimiento de sosiego y belleza.

Y como ejemplo, veamos algunas de las colecciones más representativas de Olga:

Colección nada es perfecto 

Esta colección de esculturas nos hace preguntarnos y reflexionar acerca del sentido de diferentes elementos y sentimientos concretos en la vida, con tantas explicaciones y definiciones como mentes y corazones existen en el mundo. En algunas piezas como “Ella”, “El Beso” o “Sobre la Cuerda Floja”, podemos adivinar significados inmediatos a través de formas convexas o en separación que hablan de amor o miedo; mientras que en otras, Copado nos las deja como compañeras de juego de nuestra imaginación y subconsciente, pudiendo adoptar la que más nos susurre al oído, casi como eligiendo un tatuaje permanente para nuestro hogar.

Colección un mar de dudas

¿Qué forma tiene la duda y la incertidumbre, sino es la de la vida misma? Caminos tortuosos o de brillante expectativa, todo dependiendo del cristal con que se le esté mirando, y así “Un Mar de Dudas”, nos trasmite a través de sus diferentes piezas,  melancolía o un laberíntico andar, pero también, el deseo y el anhelo increíble de vivir; una oda al camino recorrido y al futuro incierto que nos rodea.

Colección la vida 

Para Colección Interiorismo, sus formas son tan diversas como diferentes son la vidas de cada uno de nosotros, unas largas y transitadas, otras cortas e intensas,  y algunas más con altibajos y relieves sorprendentes; elegir una, puede significar seleccionar un reflejo de nosotros mismos.

Colección libertad

En esta colección, Olga combina el acero con patinas en cobre o bronce, un cuento para su título, al decidirse por un dúo diferente que aporta una estética distinta, la cual a través de diferentes posiciones nos hace sentir que los volúmenes están detenidos por el peso de su propia aleación. La libertad visualizada en una cadena de acciones que entrelazándose matizan nuestro trayecto.

Olga Copado y la disciplina escultural

La escultura abstracta se basa en perspectivas, pero también en belleza de formas y composiciones, creando armonías perfectas que expresan sentimientos, estados de ánimo, e incluso, representaciones de momentos e historias humanas; la riqueza de Olga Copado y sus piezas habla justamente de esto: la creación de una pieza de conversación perfecta para cada persona.

Para Colección Interiorismo, el trabajo de Olga Copado se revela como arte, pero también como pieza esencial de un interiorismo con corazón y belleza.

La arquitectura es la ordenación de la luz;

la escultura es el juego de la luz.

Antonio Gaudí