Quiénes somos

Cierto: el mundo todo es un escenario y todos los hombres y mujeres meros actores. Habrá, sin embargo, de escenas a escenas, de entornos a entornos, y de ellos dependerán el talante de lo que se represente y el talento de quienes se produzcan. A lo largo de casi 20 años, en CORE nos hemos dedicado no tanto a concebir interiores como a imaginar escenarios que conmueven, que seducen, que invitan a la creación y a la recreación de tu propio personaje. El arte, la restauración, el diseño, la luz no son sino las herramientas de que echamos mano para contar historias, capaces de transformar tu casa y con ello dar un giro inesperado a tu narrativa de vida.

Nuestra historia

Tras una década dedicada al trabajo de interiorismo de manera independiente, Claudia Grajales abrió su primera tienda –en la colonia Condesa de la Ciudad de México, con sólo tres empleados– en el año 2003, a fin de responder a la creciente demanda por muebles y proyectos de diseño en un país en que esa cultura comenzaba a ganar terreno. El éxito no se haría esperar: dos años después, y con la representación de varias marcas internacionales en tendencia, inauguraba sus primeras oficinas en Santa Fe, donde terminaría por abrir su primer showroom. Ahí nació Colección Interiorismo.

En 2013, invitada a un evento en San Miguel de Allende, Claudia se reencuentra con esa ciudad, acaso mágica. Recorre sus calles empedradas, visita sus nuevos restaurantes, cafés y galerías, se maravilla con su restauración arquitectónica, descubre en ella una nueva meca del diseño mexicano. Así, se afana por encontrar una propiedad para abrir su primera tienda fuera de la capital. Tras muchas peripecias, da con un espacio susceptible de ser rescatado e invita a hacer alianza para el proyecto de recuperación al arquitecto Alejandro d’Acosta. Ahí nace CORE, el showroom que, con una concepción del interiorismo como un empeño integral, orgánico, funcional y personalísimo, se convierte en el nombre insignia de un equipo que agrupa hoy 25 empleados y millones de sueños a los que dar la mejor forma.

Hoy, el camino recorrido con Colección Interiorismo, los procesos de curaduría, las experiencias con clientes, proveedores y artistas, los viajes, los diálogos y un cúmulo de inspiración derivado de observar, escuchar y transitar han redundado en que Claudia consiga resaltar en cada proyecto a un tiempo la singularidad de sus clientes, de la gente y de ella misma.

Así es como Claudia Grajales ha logrado conectar y redibujar su propio CORE, su esencia. Ahí anidan sus gustos, sus líneas, su visión, cada ángulo y cada pieza que la hecho pensar, detenerse. Sus indispensables y sus innegociables, todo lo que la hace ser ella, refuerzan día a día ese CORE, el alma de su marca. Y es uno. Con mil matices, sí. Con juegos, diálogos, encuentros, coincidencias y contundencias. Pero uno. El de su propia noción de lo que es vivir bien, saber vivir.